Mañero y MGF

La lucha contra la mutilación genital femenina

In Solidaridad by adminrm1 Comment

Como directora de la Fundación Dr. Ivan Mañero y presidenta de AMIC llevo muchos años involucrada en la lucha contra la mutilación genital femenina (podéis conocer nuestro proyecto en España aquí). La ablación es un grave atentado contra la libertad, la salud, la integridad y la sexualidad de las mujeres cuando aún son niñas.

Hace unos días la agencia EFE hizo un reportaje sobre este tema, que publicaron desde La Vanguardia hasta el Diario del Alto Aragón, en el que aparecían algunas declaraciones mías y la revista MIA me hizo una entrevista que quiero compartir.

MIA Ruth_Mañero_ MGF
1. Llevas implicada en las ONG’s desde el año 2000, ¿qué te llevó a iniciarte en el sector solidario?
De hecho llevo más tiempo implicada en distintas ONG’s. La solidaridad ha sido siempre un valor muy apreciado en mi casa desde que era muy niña. De hecho, hacemos la broma de que debemos llevarlo incrustado en el ADN. Mi padre es profesor y mi madre auxiliar de enfermería, no eran precisamente grandes sueldos. Pero en casa siempre había un plato y una cama para todos los chicos conflictivos que pasaban por las aulas de mi padre, para todas las madres solteras que necesitaban apoyo, para todos los adolescentes que no tenían donde ir… así que es normal que uno se impregne de esto. Pero además, nos educaron en que uno de los valores más importantes del ser humano es su capacidad de compartir. Y eso es la solidaridad, compartir lo que uno tiene con quien no tiene. Y compartirlo de tú a tú, de igual a igual, sin esperar nada a cambio.

2. Como directora de la Fundación Dr. Iván Mañero, ¿cuáles han sido tus principales retos desde que entraste?

El principal reto es asumir que no puedes llegar a todos los que necesitan nuestra ayuda. Os aseguro que es lo más difícil. Encontrar fondos es muy complicado, conseguir que los proyectos se hagan realidad en un país como Guinea Bissau también… pero saber que no vas a llegar a todo lo que necesitas abarcar, eso es lo realmente duro. Esto es algo que intento transmitir a los voluntarios que van a trabajar sobre el terreno porque es muy difícil asumirlo. Siempre les digo a todos: “cuando os vayáis a dormir pensad en todas las personas que habéis ayudado hoy, no a las que no conseguísteis llegar”. No hacer este ejercicio te impide continuar trabajando con la ilusión y las ganas imprescindibles para cualquiera de los proyectos y te provoca una gran angustia.

3. En la fundación os centráis específicamente en la mutilación genital femenina de Guinea Bissau, y la trabajáis desde dos vertientes: la sanidad y la educación. ¿Cómo llegáis a transmitir el mensaje contra la ablación en una sociedad que la considera como práctica cultural? Y desde el punto de vista sanitario, ¿cómo tratáis el tema?

La MGF es uno de nuestros proyectos, tenemos muchos otros enfoncados principalmente a la mujer y a los niños en riesgo de exclusión social en Guinea Bissau. Trabajamos principalmente en educación, sanidad, alimentación, acogida y sensibilización y esto abarca una gran cantidad de proyectos y programas. En cuanto a la MGF, en Guinea Bissau nuestra principal herramienta es la educación. Solo a través de la escuela podemos transmitir los valores que encontramos en los derechos humanos tanto a niños como niñas. Esos valores van cuajando y esperamos que cuando estos niños sean adultos, se hagan patentes en la sociedad. En las escuelas tenemos a más de 600 niños y niñas de entre 4 y 18 años, algunas de las niñas ya tienen la MGF hecha, otras no la tendrán nunca, poder hablar de ello, de manera directa o indirecta pero con respeto, en una aula es lo que hará recapacitar a todas ellas cuando sean adultas.

4. En la mayoría de los casos, la propia familia toma la iniciativa para que a su hija se le practique la MGF. ¿Cómo puede llegar a afectar psicológicamente a las niñas que su familia esté implicada?
Evidentemente que afecta que las personas que más quieres como son tu madre o tu tía te hagan tanto daño. Y sin embargo, psicológicamenete afecta más a las niñas que han sido educadas en nuestro país, en un entorno que no tolera esta violación de sus derechos. Si en tu comunidad todas las niñas y mujeres tienen la MGF hecha es que debe ser algo normal, además, no se suele hablar de ello, simplemente está ahí y punto.
En cambio, cuando esas niñas conocen otras realidades, van a nuestras escuelas, tienen amigas de un entorno distinto al familiar y tienen pareja… es entonces cuando aparecen sentimientos confusos y dolorosos para ellas.

5. ¿Qué porcentaje de niñas y mujeres están afectadas por la MGF en el mundo? ¿Y en España?
Los datos nos dan cifras escandalosas. En el mundo, según la OMS, más de 200 millones de mujeres y niñas vivas actualmente han sido objeto de la MGF. En España no hay cifras, pero se calcula que unas 17.000 niñas están en riesgo de sufrir una mutilación genital. Muchas son niñas nacidas en nuestro país de padres que vienen de lugares donde la práctica de la MGF es habitual.
6. En 2012, tras conocer más de cerca la situación de mujeres y niñas en nuestro país, decidisteis ampliar el proyecto sobre la MGF de Guinea Bissau hasta España. ¿Cómo ayudáis aquí? ¿Y cómo concienciáis a la sociedad española de un problema que no se presenta en nuestro país?
Aquí tenemos un proyecto de reconstrucción genital gratuito para mujeres y niñas que han sufrido la MGF. Trabajamos muy de cerca con las comadronas porque son nuestro mejor aliado. Son ellas las que tienen un contacto más directo con las mujeres, las que tienen su confianza, las que conocen de primera mano los problemas de salud que la MGF les provoca…para que sean ellas las que les hablen sobre los beneficios de una reconstrucción genital, no solo a nivel sexual, sino, principalmente, para mejorar su salud. Actualmente, estamos ampliando este proyecto, buscando fondos, para hacer más visible este problema en nuestro país, en nuestras escuelas, en nuestros centros de salud y ofrecer a estas mujeres una voz que nunca debieron perder.

Pensar que este no es un problema que se presenta en nuestro país es un error. Son niñas y mujeres que viven en nuestro país (muchas con nacionalidad española) y por lo tanto forman parte de nuestra sociedad. Volvemos a la idea de compartir: yo no quiero que nadie de mi comunidad sufra y estas niñas forman parte de ella.

7. Se han desarrollado cirugías reconstructivas que permiten que las mujeres recuperen hasta el 80 % de su sensibilidad. En Francia, por ejemplo, este tipo de operación está financiada por el sistema de seguridad social. Y vuestra fundación lleva varios años trabajando en un programa de reconstrucción para mujeres con MGF. ¿Cómo ha ido? ¿Está solo en España? ¿O también lo intentáis llevar a cabo en Guinea?
Este proyecto está principalmente enfocado a las mujeres, jóvenes y niñas que viven en España y que desean reconstruirse. Hace algunos años cuando empezamos a trabajar en este proyecto una responsable de los “Mossos de Esquadra” que trabajaba para impedir la mutilación y los matrimonios infantiles en Catalunya, nos dijo “no vais a dar abasto con tanta demanda”. Y si bien es cierto que muchísimas mujeres han venido a informarse, son pocas las que acaban dando el paso. La presión social que sufren estas mujeres, tanto de su entorno más íntimo en nuestro país como desde la lejanía del suyo, es muy grande. Para la mayoría de ellas la MGF es tabú, algo de lo que no se habla. Sabes que tus hermanas la tienen, que tu madre, que tus primas… pero nunca hablas de ello y tampoco de las consecuencias para la salud. Porque la MGF no solo afecta a la vida sexual de la mujer, también a su salud: desde dolores al caminar o coger peso, a infecciones o retenciones de orina continuadas, problemas con la menstruación, el embarazo…
Un programa así es complicado llevarlo a cabo en Guinea Bissau por muchas razones desde las culturales a las sanitarias. Pero nos encantaría poder hacerlo y esperamos que en un futuro las asociaciones de mujeres del país nos lo soliciten, porque será entonces cuando podremos ver un cambio real.

8. ¿Desde la fundación tenéis algún otro plan dirigido a mujeres?
Siempre hemos dicho que la mujer es el pilar de la economía familiar africana. Cuando ayudas a una mujer africana, estás ayudando a toda una comunidad porque todo lo que aprende, todo lo que consigue, lo repercute directamente en su entorno. Por ello hemos desarrollado diversos proyectos dirigido a mujeres de alfabetización, formación, salud, desarrollo, etc. Quizás uno de los que, para mí, es más emotivo es el de Mujer a Mujer pues es un proyecto muy directo a través del cual personas o empresas de aquí se implican directamente en la vida de una mujer de Guinea Bissau. Son mujeres que viven una situación muy difícil: viudas con muchos hijos al cargo, madres solteras, mujeres deshauciadas… Con este proyecto se les ofrece formación, atención sanitaria y un trabajo digno en uno de nuestros proyectos. Esto les permite poner dar un futuro a sus hijos, pero también mejorar toda una comunidad. Por ejemplo, cuando hicimos una formación en manipulación de alimentos y mejora de la alimentación, las mujeres que hicieron el curso animaron a muchas otras a seguir aquellos consejos.

adminrmLa lucha contra la mutilación genital femenina

Comments

  1. Pingback: El proyecto de lucha contra la mutilación genital femenina sigue en marcha

Leave a Comment